La primera referencia a supuestos hechos extraños en el cielo americano, ocurrió el sábado 15 de septiembre 1942. Colón escribe en esa fecha lo siguiente:

 

“Navegó aquel día con su noche veintisiete leguas su camino al Güeste y algunas más. Y en esta noche al principio de ella vieron caer del cielo un maravilloso ramo de fuego en la mar, lejos de ellos cuatro o cinco leguas.” Sigue leyendo

Anuncios