En los últimos días son muchos en Sicilia los que han llegado más puntuales que nunca al trabajo o a la escuela. Misteriosamente, miles de relojes digitales se adelantan solos unos 15 minutos diariamente y no se sabe por qué.


Desde el reloj del celular, el de la computadora o el del microondas hasta los relojes de los edificios públicos y las plazas se han vuelto locos. Los relojeros de Catania y otras localidades tienen más visitas que nunca, pero no encuentran la solución.

La superpuntualidad es un efecto menor, pero se han producido otras consecuencias ya que este raro e inexplicable fenómeno afecta, por ejemplo, a los sistemas electrónicos de las cajas fuertes de los bancos.

El boca a boca y las redes sociales pusieron de manifiesto que no era un problema aislado.

¿Culpa del volcán Etna?

Los expertos en informática de la compañía ST Microelectronics, Andrea De Luca y Francesco Nicosia, preguntaron por Facebook si alguien había notado problemas en el reloj.

Como apunta el diario italiano Corriere della Sera, las confirmaciones llegaron inmediatamente y “en masa”. “A mi me pasó con el horno microondas… y ha vuelto a suceder”, escribió Melina. “A mi con la radio”, decía E. Angelo. “Yo pensaba que había resuelto el problema y me ha vuelto a pasar”, apuntaba Giulia.

Especialistas de la cátedra de electrotecnia de la Universidad de Catania están investigando el misterio. La primera hipótesis que se maneja es que los bruscos cambios electromagnéticos causados por el volcán Etna, que entró en erupción el 12 mayo, son los causantes de los trastornos.

También se baraja que sea una consecuencia de los trabajos en el cable de suministro eléctrico submarino entre Calabria y Sicilia, como apuntó un experto a la televisión local Telecolor.

La frecuencia de la red eléctrica

Algunas teorías señalan que todo es un problema de los cambios de frecuencia en la red eléctrica.

El experto Emanuele Dilettoso, del Departamento de Energía Eléctrica del Ateneo de Catania apuntó que “la causa podrían ser los flujos de energía eléctrica no autorregulados cuyas variaciones de frecuencia no se compensan adecuadamente”.

El diario Il Messagero explica que la red eléctrica italiana es de una frecuencia de 50 Hz, mientras que en otros lugares como por ejemplo Estados Unidos esa frecuencia es de 40 Hz.

El periódico sugiere que “con toda probabilidad un cambio en la red eléctrica debido a un fallo de funcionamiento ha modificado ligeramente la precisión de los relojes”, ya que el aparato conectado no es adecuado para esa frecuencia de red.

En todo caso, y mientras se resuelve el misterio, son muchos los que han vuelto a fiarse sólo del reloj analógico, el de siempre.

Fuente: BBC Mundo