Últimamente siento que mi vida esta llena de passwords. Ya he llegado al punto que me encuentro repitiendo el mismo password para varios accesos con tal de que no se me olvide y tenga que pasar por el fatídico proceso de recuperar o “resetear” el mismo. No se si piensen igual que yo pero he llegado el punto que me causa tanto stress que me pregunto: ¿Quien diablos se habrá inventado este proceso? OK, puedo entender la importancia de la seguridad de la información pero, necesito un balance entre seguridad y paz mental.

 

Quizás mi problema no es la existencia de las contraseñas, creo que tiene que ver mas con los cambios frecuentes de las mismas y el uso diario que tienen. Hoy día se requiere password para las computadoras, para los sistemas, para los celulares, para las cajas de cable TV, para las ATH, para sacar llamadas de teléfonos de cuadro, para los emails, para acceder paginas online, en fin, hasta para enviar un fax. Me pregunto, ¿llegara el día que necesito un password para poder ir al baño? (Espero que no!)

 

Mi último pensamiento dentro de los passwords es, ¿como eran y se utilizaban en la antigüedad y como diablos serán el futuro? En realidad no me quiero ni imaginar.

Via: http://www.moondreamer.wordpress.com

Pero puedo asumir que fue evolucionando de gestos y palabras a los accesos de hoy día y en el futuro deberá ser por un UPC que por la teoría de evolución de Darwin ya naceremos con un “chip” integrado.