El comisionado de la Policía Municipal de San Juan, Hilton Cordero, enfrenta dos cargos de pornografía infantil y uno de actos lascivos, luego que se le encontrara causa para arresto por los actos que supuestamente cometió contra una menor de edad que no es su hija.

En total, la fiscal Lillian Cabrera y la fiscal de distrito, Inés Carrau sometieron nueve cargos contra Cordero, pero seis de ellos no prosperaron.

A su salida de la sala de investigaciones del Tribunal de Carolina, la abogada de Cordero, Mayra López Mulero, arremetió contra el Departamento de Justicia  por cómo ha conducido el proceso contra su cliente y aseguró que los tres cargos que prosperaron hoy “no van a llegar a ningún lado”.

“Lo único que yo les quiero decir a todos ustedes es que en este juego, donde ellos tienen el bate, la bola y el guante aguantaditos para ellos solitos, no requirió mucho esfuerzo para demostrar que esto se trata de una intervención indebida contra la privacidad de mi cliente”, expresó una airada López Mulero, en referencia a los cargos que se cayeron.

López Mulero criticó que el caso se sometiera con declaraciones juradas, sin que se le diera la oportunidad de enfrentar a los testigos. “Lo más importante de todo esto, lo más significativo de todo esto, es que una vez más se infla un globo que no se puede sostener en la prueba y así de rápido se desinfla. Así esperamos que, a la larga y al final del camino, demostremos una vez más lo que está pasando en Puerto Rico para darle la impresión al País de que se está combatiendo el crimen”, agregó la abogada, quien justificó el silencio de su cliente.

Según se ha publicado, la querellante es mayor de edad, pero los actos que presuntamente realizó Cordero ocurrieron mientras era menor. Este caso no está relacionado con el de la hija del funcionario quien le imputa conducta sexual impropia.