Cuando niño siempre quise aprender a jugar el famoso juego: “Monopolio”; mi mamá me enseño a jugarlo; siempre me dijo: “El nombre del juego es “Poseer” lo más que puedas”

Ella decía: -Debes obtener todo lo que puedas y eventualmente te convertirás en el “Maestro del juego”. Y siempre me decía: -Algún día aprenderás a jugar el “Juego”.

Un verano jugué el juego casi todas las noches y luego de practicar aprendí a jugarlo. Pude entender que la única manera de ganar se basaba en ser optimista y obtener todo lo que pudiera; y pude entender que el dinero y las posesiones son la manera de acumular puntos. Ya para ese entonces supe que estaba listo para ganarle a mi madre, estaba decidido y preparado para triunfar contra ella.

Una noche nos sentamos juntos y jugamos; tuve todo lo que ella poseía hasta su último dólar y le hice perder; y luego ella tenía una ultima cosa para enseñarme luego me dijo:

– Ahora todo vuelve a la caja, todas esas casas y hoteles, todas tus compañías, calles, propiedades y todo ese maravilloso dinero vuelve a la caja. Nada realmente era tuyo, lo tuviste prestado por un rato; pero estaban antes de que te sentaras a jugar; y estarán luego de que te vallas tú y alguien venga a jugar conmigo, jugadores vendrán y jugadores Irán.

Casa y autos, títulos y propiedades incluso tu cuerpo son prestados; el echo es que todo lo que compres, comas, consumas etc. Volverá a la caja y lo perderás todo.

Deberías preguntarte a ti mismo; cuando tienes tu gran promoción tú último titulo tu gran empresa, cuando compras tu casa, cuando obtienes tu seguridad financiera y subes la escalera del éxito hasta la cima hasta lo más alto posible que puedes llegar y todo te lo arrebatan de las manos. ¿Luego qué?

¿Qué tan lejos tuviste que caminar por ese camino antes de ver donde estas?

Seguramente entiendes que: “Nunca será suficiente”; así que debes preguntarte tú mismo esta pregunta:

¿Para qué nos esforzamos tanto?

Lo cierto es que este mundo está gobernado por banqueros que poseen todo lo que vemos absolutamente todo; el dinero, autos, empresas, prestamos, escuelas, universidades, hospitales en fin todo son posesiones de los banqueros. En el año 1929 sucedió lo que se conoce como: “La Gran Depresión” en ese entonces las reglas de la economía eran infalibles ya que los banqueros las cambiaron a su conveniencia.

Hoy día la economía es la manera de controlar al ser-humano, el dinero es creado de la deuda para crear deudas, ¿Si el dinero no tiene valor para que lo necesitemos? Esta es la manera de controlar: “Si deseas obtener de todo debes pedir dinero” en otras palabras debes estar endeudado para ser exitoso; pero falta algo bien importante: al final del camino todo volverá a la “caja”.

Vuelve a preguntarte: ¿Para qué nos esforzamos tanto?