La crisis de confianza sobre la energía nuclear tendrá repercusiones en las negociaciones internacionales de la ONU sobre el clima, que se reanudaron ayer en Bangkok, aseguró el jefe de negociadores de la Unión Europea (UE), Artur Runge-Metzger. “La nuclear es una de las opciones energéticas que emite poco, muy poco gas con efecto invernadero (GEI)”, en el origen del cambio climático, declaró el domingo Runge-Metzger en una conferencia de prensa. “Cuando se ve la mezcla energética planificada por algunos países, la nuclear tiene un rol importante”, pero, desde el accidente de la central nuclear de Fukushima en el noreste de Japón, “nos preguntamos si en varios de esos países es la buena opción energética”, agregó.

Para el negociador europeo “habrá muchas consideraciones políticas” y “muy claramente, ello va a tener repercusiones en las negociaciones internacionales sobre el clima”. Varios países emergentes, cuyas emisiones de GEI aumentaron fuertemente los últimos años debido a su rápido desarrollo, marcaron su interés por la energía nuclear.

El viernes, el jefe economista de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Fatih Birol, declaró que la catástrofe de Fukushima “pesará en la lucha contra el cambio climático”. Según él, un abandono parcial de la energía nuclear impulsaría la utilización de energías fósiles (gas y carbón) lo que provocaría un alza de 0,5 gigatoneladas de CO2 en 2035, es decir “cinco años de crecimiento de las emisiones mundiales”.

Además del contexto energético, las negociaciones sobre el clima comienzan en 2011 con un contexto “político más difícil que el año pasado”, estimó el negociador europeo.

Fuente : http://www.larepublica.com.uy