La rebelión en Libia de 2011, llamada también en algunos medios de comunicación guerra civil libia, se refiere a una serie de enfrentamientos ocurridos en ese país a partir de febrero de 2011 entre el gobierno de Muamar el Gadafi y sus opositores, en el contexto de las protestas del mundo árabe en 2011. Estos enfrentamientos han tenido características de un conflicto militar, aunque se discute si corresponde a una rebelión o más bien a una guerra civil. Recientemente intervinieron una alianza de países amparados en una resolución de Naciones Unidas, a raíz de que se confirmase que las medidas usadas por el gobierno libio para recuperar el control del país estaban atentando contra los derechos civiles de los libios que vivían en zonas controladas por los rebeldes.

Las primeras manifestaciones comenzaron el 15 de febrero de 2011 cuando los seguidores del ex-primer ministro ahorcaron a dos policías, y con demandas de reformas políticas y económicas hacia el gobierno de Gadafi, que llevaba 41 años en el poder. Las manifestaciones fueron creciendo en magnitud siendo reprimidas fuertemente por el gobierno y la policía secreta, alcanzando en pocos días más de una decena de manifestantes asesinados en enfrentamientos. Las protestas, ante la intransigencia gubernamental y la brutal represión, degeneraron en una revuelta que se extendió rápidamente por la Cirenaica, la parte oriental del país, tradicionalmente hostil a Gadafi. Gran parte del ejército en esta zona se unió a los opositores, mientras los leales al régimen abandonaron las armas y los cuarteles.

Pese a las barreras impuestas por el gobierno en las comunicaciones, diversos medios internacionales informaron presuntas maniobras de represión extrema, incluyendo bombardeos indiscriminados en las ciudades por parte de la fuerza aérea. La zona occidental de Libia también comenzó a caer bajo el control de los contrarios a Gadafi, quedando Trípoli, la capital del país, rodeada de ciudades controladas por los manifestantes hacia fines de febrero.

La cercanía de los opositores hizo que las fuerzas leales al régimen lanzaran una serie de ataques contra estas ciudades para recuperarlas, causando numerosas bajas incluso en la capital.Los rebeldes, apoyados por soldados y políticos desertores, organizaron el Consejo Nacional de Transición con sede en Bengasi estableciendo un gobierno paralelo en las zonas fuera del dominio de Gadafi.

El ejército gadafista, que había estado a la defensiva hasta ahora, empezó una ofensiva en el este y en el oeste, cambiando la situación a principios de marzo. A partir del día 5 de marzo las fuerzas del régimen consiguieron recapturar diversas ciudades principalmente en el oeste y la costa central del país.A partir de ese momento, son las tropas de Gadafi las que toman la iniciativa, asediando Bengasi y Misurata, las principales ciudades bajo dominio opositor.

A nivel internacional, la crisis en Libia generó un fuerte impacto en la economía: el euro bajó y el precio del petróleo aumentó hasta niveles superiores a los 110 dólares.Miles de libios han huido del conflicto hacia países vecinos, generando una crisis humanitaria de acuerdo a la Cruz Roja Internacional.

La mayoría de los gobiernos occidentales han manifestado un fuerte rechazo al gobierno de Gadafi y sus medidas represivas, e incluso han exigido la renuncia de éste. La Liga Árabe suspendió la membresía de Libia y apoyó el establecimiento de una zona de exclusión aérea contra dicho gobierno.

El 26 de febrero de 2011, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emite la Resolución 1970 que advierte a Muamar el Gadafi que la represión en Libia podría considerarse como crímenes de lesa humanidad e impone sanciones al gobierno y sus dirigentes. El 17 de marzo de 2011 el Consejo de Seguridad mediante la Resolución 1973 declara el establecimiento de la zona de exclusión aérea y el uso de «todas las medidas que sean necesarias» para proteger a la población civil de Libia.

Entre el 17 y 19 de febrero de 2011 miles de ciudadanos salieron a la calle en Libia. Los manifestantes se hicieron con el control de la ciudad de Bengasi, donde se creó la Coalición 17de febrero como gobierno provisional del país. Se calcula la muerte de 173 personas en la represión de las manifestaciones que cobraron fuerza en Trípoli.

El 20 de febrero de 2011, Estados Unidos, La Unión Europea y la Liga Árabe pidieron a Muamar el Gadafi el fin de la violenta represión contra los manifestantes, mientras  su hijo, Saif al Islam Gadafi, denunció a terceros países de intervenir en las protestas para perjudicar a Libia.

El 21 de febrero de 2011, los manifestantes libios en Trípoli incendiaron la sede central del Gobierno libio, el Salón del Pueblo, y el edificio que alberga el Ministerio de Justicia. Por su parte se calcula la muerte de al menos 61 personas ese día en los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes en la capital, además varios políticos y militares desertaron poniéndose de lado de los manifestantes en contra de Gadafi, entre ellos el ministro de Justicia y la delegación Libia en la ONU. Las protestas provocaron un aumento en el precio del petróleo que alcanzó su precio más elevado desde 2008. Muamar el Gadafi aseguró en televisión:

«Moriré como un mártir hasta el final».

Intervención de la comunidad internacional

La Liga Árabe suspendió la membresía de Libia y apoyó el establecimiento de una zona de exclusión aérea contra dicho gobierno. El 17 de marzo el New York Times publica que Estados Unidos está pensando atacar por aire a los aviones, tanques y artillería pesada del ejército de Gadafi. También considera la posibilidad de transferir dinero de las cuentas bancarias bloqueadas de Gadafi a los rebeldes para que puedan comprar armas.

El oficial del Departamento de Estado de los Estados Unidos William Burns dice que el Consejo Nacional de Transición quizá abra una oficina en Washington DC.107 Ese mismo día, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el establecimiento de una zona de exclusión aérea sobre Libia con la Resolución 1973. El 18 de marzo Estados Unidos, Reino Unido y Francia están preparando el envío de aviones para imponer la zona de exclusión aérea apropada el día anterior por la ONU. A la espera de este acontecimiento los rebeldes aprovechan y atacan a las fuerzas gubernamentales cerca de la frontera tunecina en Nalut.

La flota estadounidense desde ese día ya estaba en aguas mediterráneas para proceder al ataque a Libia. Se encontraban allí los Buques de asalto anfibio estadounidenses USS Kearsarge y USS Ponce junto al submarino USS Providence, el buque de mando USS Mount Whitney y los destructores USS Mason, USS Barry y USS Stout. Este mismo día Gadafi anunciaba una tregua ante el temor de la intervención de las potencias occidentales en el establecimiento de la zona de exclusión aérea. Sin embargo Associated Press y Al Arabiya informan que las batallas de Ajdabiya y Misurata continúan.

Ataque aliado

El 19 de marzo, tras seguir el gobierno libio atacando a la población de Bengasi por vía aérea, ignorando el ultimátum de la ONU, Francia decide intervenir usando 20 aviones de guerra.118 119 Los primeros objetivos han sido 4 tanques del ejército libio.

Mas tarde, por la noche, los aviones norteamericanos y británicos se unieron a los franceses en la defensa de civiles libios contra las tropas leales en Libia, atacando las defensas aéreas en la parte occidental del país, alcanzando objetivos cerca de Trípoli y Misurata, la tercera ciudad más grande del país.

El 20 de marzo hombres armados en Trípoli apresaron un petrolero italiano con cinco tripulantes italianos, dos de India y uno de Ucrania. Por la noche se destruyó un edificio cerca de la jaima donde el líder libio recibía anteriormente a las autoridades de otros países, el edificio era parte del complejo residencial de Gadafi y donde se tomaban las decisiones militares. Los leales se esconden en las ciudades para evitar los ataques aéreos aliados y los rebeldes en cambio intentaron tomar Ajdabiya sin éxito.

Este mismo día Al Yazira informó que en un bombardeo se destruyeron 14 tanques, 20 blindados y varios camiones llenos de munición y lanzacohetes, matando a 14 soldados pro-Gadafi. Tres de los tanques de Gaddafi llegaron al centro de la ciudad rebelde de Misurata, un portavoz de la oposición dijo a Al Yazira. La misma fuente informó de que los barcos pro-Gaddafi no permiten que llegue ayuda a Misurata. Parece ser que hay un número muy alto de bajas que son imposibles de contar.

El 21 de marzo Al Manara Media informa que el hijo de Gadafi, Khamis el Gadafi ha podido morir al estrellarse su avión en el cuartel militar de Bab al-Azizia, al sur de Trípoli, información esta que aún no ha sido confirmada.127 Un periodista suizo informa desde Zintan que en los alrededores al este de dicha ciudad se está combatiendo desde el 19 de marzo.

Los mantendremos al día con lo sucedido, Nuestro Pensar es que esto puede ocasionar una 3ra guerra mundial…!!!

Anuncios