Expertos meteorólogos vaticinaron que los primeros isótopos radiactivos provenientes de la central nipona de Fukushima podrían llegar a la costa oeste de EE.UU. el viernes aunque en dosis inofensivas para la salud, informó hoy Los Angeles Times.

Se estima que los primeros residuos tóxicos filtrados al aire en Fukushima estarían terminando de recorrer los 8.000 kilómetros de distancia que separan Japón del territorio continental estadounidense empujados por las corrientes de las altas capas de la atmósfera.

La Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU. tiene dispuesta una red de cien sensores de radiación distribuidos por el país y no se espera que detecten ninguna anomalía hasta el viernes, si bien partículas como esas tardaron una semana más en cruzar el Pacífico después de un test nuclear norcoreano en 2006.

La Comisión Reguladora Nuclear, que supervisa el sector nuclear en EE.UU., prevé que la radiactividad que podría llegar a las costas estadounidenses no tendría consecuencias para la salud, aunque reconocen que los niveles de radiación subirán con el paso de los días debido al empeoramiento de la situación de Fukushima.

Esa misma agencia urgió a los ciudadanos estadounidenses en Japón para que evacuaran un radio de 80 kilómetros de la central nuclear y apuntaron que la radiación ha llegado a niveles letales en un entorno de 1 kilómetro alrededor de la planta nipona.