Santiago de Chile – Estados Unidos cree que grupos islámicos radicados en la capital chilena y el norte del país prestan apoyo financiero al movimiento chií libanés Hizbulá y a células extremistas de la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, según cables diplomáticos filtrados por WikiLeaks.

Los documentos, publicados por el Centro de Investigación e Información Periodística (Ciper) de Chile, revelan la preocupación del Gobierno estadounidense por las supuestas conexiones de grupos musulmanes chilenos con células terroristas islámicas.

En un cable fechado el 27 de febrero de 2006, el entonces embajador de Estados Unidos en Chile, Craig Kelly, sostiene que “el Centro Islámico de Santiago ciertamente provee apoyo financiero a terroristas desconocidos”.

Según señala Ciper, en la capital chilena existen dos centros islámicos que aglutinan a la comunidad musulmana, ambos suníes, aunque en el documento no queda claro a cuál de ellos se refiere el embajador.

“Reportes esporádicos sugieren que estos grupos tienen la capacidad de planificar operaciones si quisieran hacerlo. Periódicamente hay reportes no confirmados que indican la intención de planificar un acto terrorista en algún lugar de la región, pero nada definitivo”, señala el cable.

El embajador estadounidense agrega que “se cree que los grupos de Hizbulá en el norte de Chile son las células financieras”.

Según el diplomático, en la norteña ciudad de Iquique, donde reside una importante comunidad musulmana ligada al comercio, hay indicios que apuntan a la presencia de extremistas islámicos.

“Estos fundamentalistas, que son conocidos por estar asociados a Hizbulá, están incrementando su presencia y actividad en Chile”, apunta el embajador de Estados Unidos, país que considera al movimiento libanés una organización terrorista.

 

Fuente : endi.com