La noche ha tornado más peligrosa la situación en El Cairo, donde siguen los encontronazos entre quienes reclaman la salida del presidente, Hosni Mubarak, y grupos que defienden al octogenario presidente.

El desorden ha reinado por horas, después que manifestantes a favor de Mubarak llegaron al centro de la ciudad, ocupada hace días por miles de opositores del gobierno.

Cerca del edificio de la Liga Árabe las peleas entre ciudadanos y presuntos policías  han sido violentos y “cuerpo a cuerpo”, informó una corresponsal de CNN.

La emisora ha señalado que el conflicto en Egipto ya reclama un saldo de 300 muertos y miles de heridos.

Disparos se han escuchando en la plaza Tahrir y sus alrededores, pero no se ha informado de víctimas fatales por armas de fuego, según informes difundidos por la cadena qatarí de televisión Al Yazira.

Mientras, el dirigente opositor Mohamed el Baradei pidió al Ejército que abandone la neutralidad e intervenga para proteger a los egipcios en los choques que se registran en el centro de El Cairo entre partidarios y detractores del régimen del presidente Hosni Mubarak.

Se desconoce si los disparos proceden de los manifestantes a favor o en contra del régimen de Hosni Mubarak que están peleándose en la plaza Tahrir hace horas o si los militares que están custodiando ese punto del centro de la capital disparan para lograr algún control en el área.

Fuego en el museo

En edificios cercanos a la plaza Tahrir se han registrado varios incendios y se ha observado el lanzamiento de bombas incendiarias. Mientras sigue la algarabía, las peleas, el lanzamiento de piedras, botellas y las detonaciones. Ya cayó la noche y las emisoras locales no reportan lo que está ocurriendo en el país.

El Museo Egipcio se incendió por cócteles molotov lanzados por los participantes en los enfrentamientos que se registran en la plaza Tahrir en el centro de El Cairo, según confirmó la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

Se desconocía si el siniestro fue controlado, pero se supo de lanzamientos adicionales de objetos incendiarios en el centro de la ciudad.

Anderson Cooper, reportero de CNN, por su parte, indicó que se han registrado ataques a tiros en Tahrir, plaza epicentro de las protestas. En el lugar se ha incrementado la presencia de soldados armados y los choques verbales o físicos no han cesado.

El gobierno ha denunciado que mercenarios encabezan la ola de protesta y se han defendido, proprimera vez en varios días de acusaciones que tildan de falsas. Sin embargo, el todavía presidente Mubarak no ha vuelto a hacer expresiones públicas desde el mensaje grabado en el que anticipó que no aspirará más a la reelección, después de 30 años de gobierno.

La cadena estadounidense proyectó imágenes de columnas de humo en sectores de la ciudad y de una gran multitud caminando en ruta a presuntamente colisionar con un grupo defensor de Mubarak.

Mezquitas inseguras

Los ánimos siguen sumamente caldeados en varios sectores de El Cairo donde los choques se han producido incluso en mezquitas, según denunció una joven a la cadena estadounidense.

Inicialmente los partidarios del régimen de Mubarak comenzaron a ser expulsados de la plaza Tahrir, pero la resistencia ha sido férrea y se mantienen los choques esporádicos entre los dos sectores, según pudo comprobar Efe.

Entre los partidarios de Mubarak había algunos que llegaron al lugar montados a caballo y en camellos, irrumpiendo en la plaza al galope, pero fueron contenidos por grupos de manifestantes.

Algunos de ellos continúan lanzándose piedras y Efe pudo ver cómo era sacado del lugar un joven con abundante sangre en la cabeza por una pedrada.

Los militantes gubernamentales comenzaron a ser expulsados por civiles del bando contrario que intentaban calmar los ánimos, mientras el núcleo de los activistas de la oposición permanecía en el centro de la plaza.

El Ejército no ha irrumpido en ningún momento en la plaza y se mantiene controlando los accesos, pero hay signos de desbordamiento por lo menos en uno de ello, cerca de la sede de la Liga Árabe.

Camellos al ataque

La cadena CNN transmitió imágenes de jinetes a caballo y en camello tratando de dispersar a los manifestantes opositores de Mubarak. Mientras, en otros sectores de El Cairo grupos defensores del gobierno enfrentaron a quienes se han mantenido en protesta hace ya ocho días.

Corresponsales de la citada cadena estadounidense señalaron que se han escuchado detonaciones y se plantea el temor de que aumenten los heridos y muertos, que desde que se inició el conflicto superan el centenar de personas.

Hay miles de partidarios de Mubarak que siguen acercándose a los alrededores de la plaza Tahrir, en algunos casos a bordo de barcas que navegan por el Nilo.

En la calle Gamet el Dual, en el barrio de Mohandesin, miles de manifestantes que apoyan a Mubarak se reunieron delante de la mezquita Mustafa Mahmud y bloquearon la zona.

Estos coreaban eslóganes como “No a la manifestación, no a la destrucción”, “Abajo los agentes” y “Mubarak, el piloto, no deje que se encienda el fuego”.

Es la primera vez desde que estallaron las protestas en Egipto que partidarios de Mubarak irrumpen en la plaza Tahrir, epicentro de las protestas de los últimos días contra su régimen, vigente desde 1981.

“Sólo quiero vivir”

“Sólo quiero vivir”, dijo una vendedora de té cuando una reportera de CNN le preguntó si estaba a favor o encontra de Mubarak. Mientras, a su alrededor continuaba la tensión entre egipcios con visiones encontradas sobre el futuro de su país. La reportera narró que en las manifestanciones en las calle habían mujeres y hasta niños armados con palos.

Se han visto estampidas, personas heridas y hasta cargas a lomos de caballos y camellos, reportó el diario El País, en su edición electrónica.

Hay varios heridos, según confirman distintas agencias, agregó el rotativo.

Los soldados presentes en la plaza han procurado no intervenir y han pedido calma por megáfono, aunque al ver que su llamamiento no se escuchaba se han visto obligados a efectuar algunos disparos al aire, según ha indicado un corresponsal de Al Yazira.

Mientras tanto, el régimen ha rechazado la petición de la comunidad internacional para que inicie una transición inmediata.

Fuente : www.endi.com