Un grupo de arqueologos estadounidenses, armenios e irlandeses confirmaron el hallazgo de la instalación de producción de vino más antigua jamás encontrada hasta la fecha, que tendría una antiguedad superior a los 6000 años. La bodega fue encontrada en las montañas de la provincia en Armenia, cerca de donde se descubrió el zapato más antiguo del mundo.

La caverna  ha sido denominada Areni-1, y en ella se encontraron una prensa de vino rudimentaria, restos de prensado de uvas, semillas de uva, vides de uva seca y otros elementos para la producción de vino. La datación empleando la técnica de carbono determinó que los objetos tienen más de 6.000 años.

Esto hace de la bodega el establecimiento vitivinícola más antiguo conocido, superando por mil años al anterior, hallado en la tumba del rey egipcio Escorpión I, que tenía una edad de 5000 años. El descubrimiento ha sido ubicado en el período calcolítico, también conocido como la edad de Cobre, debido a que se produjeron avances que permitieron que ese metal reemplazase las herramientas de piedra.

Por primera vez se tienen evidencias de métodos sofisticados de producción de vino mucho antes de lo que se había imaginado. La bodega fue encontrada sumamente cerca de un cementerio, lo que apunta a que el vino podría haber sido empleado en rituales funerarios. Al mismo tiempo, que las técnicas de producción de vino se encontrasen tan desarrolladas en el año 4000 antes de cristo, da a entender que fueron desarrolladas mucho antes.