El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo hoy que espera continuar con su trabajo y que defenderá su inocencia, tras salir en libertad una vez que pagó la fianza que le fue impuesta.

En el Tribunal Superior de Londres, donde hoy un juez desestimó un recurso de la Fiscalía sueca contra su liberación, Assange se declaró encantado de “volver a respirar el aire de Londres”.

Julian Assange el fundador de WikiLeaks, cuya extradición reclama Suecia por dos presuntos delitos de agresión sexual, agradeció el apoyo “a todas las personas en el mundo” que han “respaldado a su equipo”, a sus representantes legales y a las personalidades que han avalado su fianza “en momentos difíciles”.

También se mostró agradecido con “el sistema judicial británico”, que, aunque a veces puede cometer fallos, “al menos -dijo- no está muerto”.

Assange contó que, durante el tiempo pasado en una celda de aislamiento en la prisión londinense de Wandsworth, había tenido tiempo de reflexionar sobre otras personas en el mundo que están en esa situación, y pidió al público que centrara su atención y sus esfuerzos en ayudarles.

“Espero continuar con mi trabajo y seguir defendiendo mi inocencia”, afirmó el informático australiano, quien dijo no haber visto aún las pruebas que las autoridades suecas tienen en su contra.

Assange fue detenido el pasado 7 de diciembre en Londres a petición de Suecia, que quiere interrogarle en relación con varios delitos sexuales supuestamente cometidos contra dos mujeres de ese país el pasado agosto, cargos que él niega y a los que atribuye motivación política.

El pasado martes, la Corte de Magistrados de Westminster (Londres), que se ocupa de su proceso de extradición, le concedió la libertad bajo fianza, dictamen que la Fiscalía sueca recurrió hoy ante el Tribunal Superior de Londres, que a su vez desestimó su petición de mantenerlo encarcelado.

Assange se trasladará al domicilio que le ha cedido un amigo suyo en el condado de Suffolk (este de Inglaterra) para cumplir con las condiciones de su libertad provisional, como respetar un toque de queda y llevar un brazalete electrónico.