“Paul está muerto” es una leyenda urbana que asegura que Paul McCartney, cantante y compositor de la legendaria banda The Beatles murió físicamente en 1966, y que fue reemplazado por un doble muy parecido a él físicamente e incluso con la misma voz llamado William Campbell, un Policía de Canada. Oficialmente, McCartney se encuentra vivo hasta la fecha.

La evidencia de la muerte de Paul consiste en indicios hallados entre muchas de las grabaciones de The Beatles muchas de las cuales han sido interpretadas como si hubiesen sido deliberadamente colocadas por ellos mismos o por otros, de tal suerte que fuesen un tipo de acertijo o rompecabezas para ser resuelto por el público mismo. Esto se ha visto reforzado con afirmaciones de personas que alegan que al escuchar ciertas canciones (a través de un tornamesas para discos de acetato) girando en sentido contrario se encuentran mensajes ocultos. Aunado a esto muchos han analizado los diseños gráficos de las portadas originales de todos sus discos para complementar el desciframiento de esta leyenda.

Los rumores sobre la muerte de McCartney comenzaron el 12 de octubre de 1969, cuando un anónimo llamó a Russ Gibb, DJ local de la emisora WKNR-FM en Dearborn (Míchigan), que se identificó como Tom (se presume que se trataba de Tom Zarski de la Universidad del Este de Michigan). La llamada anunció que Paul McCartney había muerto.

Además Tom sugirió al DJ que reprodujese Revolution 9 pero en sentido inverso. Gibb creyó entender la frase “Turn me on, dead man” (Excítame, hombre muerto).ntras Ringo salía. Knight compuso un tema titulado “Saint Paul” teniendo como tema la inminente separación del grupo, pero que fue difundida por radio en otoño de 1969 como tributo al “desaparecido” Paul McCartney.

El rumor cobró fuerza cuando Ruby Yon


Fue entonces cuando, Russ Gibb, John Small y Dan Carlisle produjeron el Complot Beatle, un programa de una hora dedicado al rumor. El programa se transmitió en la WKNR-FM a finales de 1969 y ha sido retransmitido a lo largo de los años en la radio de Detroit.

Fred Labour y John Gray, ambos estudiantes de la Universidad de Míchigan, publicaron una revisión del álbum Abbey Road llamadaMcCartney está muerto; Nuevas pruebas salen a la luz y detallaron varios supuestas pistas sobre la muerte, realizando una interpretación de lo que se veía en la portada y contraportada del disco, y que fue publicada el 14 de octubre de 1969 en el Michigan Daily.

Terry Knight, un DJ y cantante de Detroit, entonces bajo contrato con Capitol Records, había visitado a los Beatles en Londres hacia agosto de 1968 durante las sesiones de grabación del Album Blanco, miege, un Disc Jockey nocturno de la radio emisora de éxitos WABC, ubicada en Nueva York comentó la teoría en la transmisión del 21 de octubre de 1969. Yonge fue despedido inmediatamente y su emisión suspendida. La WABC, con sus 50.000 vatios de potencia de transmisión podía ser escuchada claramente en 38 estados de Estados Unidos, e incluso en la costa atlántica africana. Muy pronto los medios estadounidenses e internacionales retomaron la historia y la nueva Beatlemania surgió. El rumor finalmente se transformo en una teoría conspirativa.

El rumor ha sido tema de varios libros, entre los que se cuentan el del periodista estadounidense Andru J. Reeve quien la estructuró y la presentó en su libro titulado Turn Me On, Dead Man (ISBN 1-4184-8294-3) y el del autor inglés Benjamin Fitzpatrick en su libro de1997, Rumours from John, George, Ringo and Me.

La historia de la supuesta muerte

La versión cuenta que el miércoles 9 de noviembre de 1966 a las 5:00 de la mañana, McCartney se encontraba trabajando en el álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, y después de una tempestuosa discusión con los otros 3 Beatles, Paul salió del estudio semidesnudo, subió a su Austin-Martin y lo manejó a alta velocidad mientras miraba a una joven en la calle.Al no darse cuenta del cambio del semáforo, lo arroyó un camión

La historia ha sido armada mediante diferentes porciones de letras de distintas canciones de los Beatles, las cuales forman la evidencia. El texto se presenta en inglés con la canción de donde se obtiene entre paréntesis, y a continuación de cada frase se indica su traducción.

  1. He didn’t notice that the lights had changed (A Day in the Life). El no se percató de que las luces habían cambiado.
  2. Se dice que el choque fue contra una columna de iluminación: Hay grabaciones de choque de automóvil que pueden escucharse en Revolution 9 y en A Day in the Life.
  3. Wednesday morning at 5 o’clock as the day begins (She’s Leaving Home) Miércoles por la mañana, a las 5 en punto cuando empieza el día: esa es la hora en que se lo declaró muerto.
  4. Wednesday morning papers didn’t come (Lady Madonna). Los periódicos del miércoles por la mañana no han venido: Nadie se enteró porque la noticia fue ocultada.
  5. Las portadas de los álbumes Abbey Road y Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band muestran varias señales del funeral, que habría ocurrido algunos días después. En Abbey Road, John Lennon vestía completamente de blanco (asumiendo el rol del predicador), Ringo Starr utilizó el traje negro habitual en los responsables de servicios funerarios, George Harrison utilizaba ropas de trabajo (sería el enterrador) y Paul McCartney tiene sus ojos cerrados, y viste un traje pero está descalzo, como es habitual en los cadáveres que se preparan para ser velados. Además McCartney camina con el paso cambiado respecto a los otros tres Beatles y agarra el cigarrillo con la mano derecha, siendo que Paul es zurdo.
  6. El final de Strawberry Fields Forever tiene la voz de John de fondo, en tono grave y suave diciendo algo que suena como I buried Paul (Enterré a Paul) junto con la última frase normal de la canción. Lennon afirmó posteriormente que él había dicho cranberry sauce.
  7. En el video Free As a Bird se muestra un accidente automovilistico y el en minuto 2:21[1] puede verse en la ventanilla del coche de policia una extraña figura que podria indicar es la cara desfigurada de McCartney.
  8. “The one and only Billy Shears” Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band El único Billy Shears: hace alusión a William Campbell, ya que su nombre artístico era precisamente Billy Shears.
  9. Analizando la canción “A Day in the life” se presume que el accidente fue en Blackburn, Inglaterra, en el condado de Lancashire.

No hay evidencia de algún accidente en el cual se haya envuelto Paul McCartney, aunque durante la primera semana de enero de1967, el Mini Cooper de McCartney fue destrozado por un amigo en la autopista M1, en las afueras de Londres. McCartney tuvo un accidente de moto el 26 de diciembre de 1965, donde como consecuencia del mismo, se le fracturó un diente y le quedó una cicatriz en su labio que puede verse en los vídeos promocionales del single Paperback Writer/Rain (Video Promocional: [2]), hechos poco después del accidente, en Mayo de 1966. De acuerdo a McCartney, su deseo de esconder la cicatriz en su labio fue el que le llevó a dejarse crecer el bigote más o menos en la misma época en que los otros tres Beatles también lo hicieron, poco antes de la presentación de Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

De acuerdo a los partidarios de este rumor, McCartney fue reemplazado por el ganador de un concurso de dobles de Paul McCartney. El doble sería un policía canadiense William Shears Campbell, citado Billy Shears (el nombre del líder ficticio de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band), William Sheppard (basado en la inspiración para la canción The Continuing Story of Bungalow Bill), o alguna combinación de los nombres.

Según el profesor David Rossi, “esto es solo un ridículo mito“, ya que tendrían que poner a un hombre exactamente igual al Paul McCartney (original) lo cual sería no solo difícil, sino imposible y absurdo siquiera de pensarlo ya que tendría que tener un parecido asombroso en todos los sentidos; ser zurdo, tocar el bajo, tener la misma voz, el mismo talento, fisonomía, hablar perfecto el inglés etc. Todo esto en un tiempo record de solo días, ya que tendrían que deshacerse de un cuerpo, (con los pormenores que esto significa) buscar al nuevo reemplazante y ocultar todo el asunto de la prensa que estaba pendiente de lo que ellos (The Beatles) hacían o dejaban de hacer. Respecto a que en Abbey Road sostiene el cigarrillo con la mano derecha es absurdo cualquiera que fuma o fumó alguna vez sabe que para eso uno es ambidiestro.

Algunos expertos del bajo han afirmado que hay una marcada diferencia entre el estilo y la calidad de Paul en el bajo entre los primeros álbumes de los Beatles y los últimos. Esto puede estar vinculado a un cambio en ambos estilo y técnicas de grabación. Antes de 1966 él a menudo grababa su bajo en vivo, pero alrededor de ese año empezó a grabar las partes de bajo separadamente con técnicas de grabación de inyección directa, que le permitían formar líneas de bajo melódicas. Adicionalmente, de acuerdo a la entrevista de 1988 a McCartney en la revista Musician Magazine, el cambio en su manera de tocar el bajo coincidió con un cambio en los instrumentos. En 1966, Rickenbacker le presentó a Paul con un bajo para zurdos 4001 (ellos habían originalmente intentado venderle uno en 1964)

De los grandes complots que marcaron el siglo, ninguno es tan inquietante como el que vamos a recordar hoy.
Ni la misteriosa muerte del Papa Juan Pablo I, ni el asesinato de JFK llegaron a sacudir los cimientos de nuestra civilización occidental como lo hizo la asombrosa confabulación que ocultó la muerte de uno de los integrantes del grupo musical más famoso del mundo: los Beatles.

Hagamos memoria y recapitulemos:
Paul McCartney muere en un terrible accidente de coche un día de noviembre de 1966.
La discográfica de los Beatles, con la venia del resto del grupo, organiza un “concurso de dobles”, del que sale elegido un tal William Campbell, policía canadiense aficionado a la música, como sustituto del beatle muerto.
Hasta aquí todo bien. Campbell no solo es idéntico físicamente a Paul; además canta como Paul, toca el bajo igual que Paul y es un compositor tan dotado como Paul. Solo que no es Paul. Es William.

El caso es que el grupo empieza a dejar “pistas” en todos sus discos, que hacen referencia a la muerte del beatle, y esto desata una auténtica fiebre conspiranoica que dispara a cientos de miles de “mulders y scullys” de todo el mundo a la frenética búsqueda de claves secretas de la gran confabulación.

Hasta unos 100 mensajes cifrados se han llegado a detectar en la obra del cuarteto, que aireaba de esta manera el secreto de la muerte de Paul. No quiero ni imaginar el terrible trauma, la increíble presión psicológica que este proceso debió suponer para el pobre William Campbell.

Las pistas son tantas que sería imposible dar cuenta de todas, así que recordaremos las más llamativas.
Las portadas de los discos: Están repletas de referencias a la muerte de McCartney. Los fans de todo el mundo las han analizado de forma harto más minuciosa que a la trayectoria de la bala que mató a Kennedy, sin duda alguna.
En tres de ellas (Sgt. Peppers, Yellow SubmarineRevolver) hay una mano abierta encima de la cabeza de Paul. Esto, según la tradición india, señala a una persona que ha muerto recientemente.


En la famosa portada del Sgt. Peppers, además, se escenifica claramente un funeral. Y en la tierra, debajo de las flores rojas que forman la palabra “beatles”, vemos unas flores amarillas que dibujan la forma de un bajo (el instrumento de Paul). Si miramos con atención, veremos que las flores forman también la palabra “PAUL?”.
En la contraportada, el falso Paul es el único de los cuatro que aparece de espaldas.


La portada de Abbey Road también escenifica un cortejo fúnebre. La vestimenta de los cuatro nos sugiere que John va de predicador, Ringo de doliente, George de sepulturero y Paul, descalzo y con los ojos cerrados, de difunto. Es, además, el único que marcha con el paso cambiado y lleva un cigarrillo en la mano derecha (cualquiera sabe que McCartney era zurdo). La matrícula del coche de la izquierda no deja lugar a dudas: 28IF, es decir, Paul tendría 28 años SI (if) estuviera vivo.
Sería ocioso ahondar aquí en las pistas contenidas en las letras de las canciones. Baste decir que prácticamente todas traen alguna referencia a la muerte de Paul. No es exagerado afirmar que algunas canciones han sido escuchadas más veces del revés que del derecho, en la inacabable tarea de desenterrar mensajes cifrados.

En fin, a pesar de lo abrumador de las evidencias, William Campbell nunca ha llegado a ser oficialmente desenmascarado. ¿mito o realidad?