Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard sostiene que casi el 42% de los norteamericanos podrían ser obesos para el año 2050. El estudio, que empleó a unas 7500 personas de la ciudad de Boston, analizó el ritmo en que las personas alcanzan la cantidad de masa corporal para ser consideradas obesas (según la Organización mundial de la salud es de 30kg por metro cuadrado) y descubrió que la cantidad de obesos aumenta a un ritmo de 2% cada año.

La ciudad de Boston es un marco de referencia extremadamente útil para los investigadores, ya que una muestra representativa de esa ciudad siempre ha sido vista como un buen indicador de los índices de obesidad de todo Estados Unidos. Esto hace que los hallazgos realizados aquí puedan ser válidos a nivel nacional, aunque probablemente se necesitan más estudios para verificar esto.

Los cálculos también mostraron que las probabilidades de que una persona sea obesa se incrementan un 0.5 porciento cada vez que ésta entra en contacto con una que ya lo es, permitiendo estimar que para el año 2050 casi la mitad de los norteamericanos tendrán sobrepeso.

Esto es un buen indicador de las medidas a tomar para alterar las conductas alimenticias y luchar por evitar un problema que tiene consecuencias que van más allá de lo personal. Estas afectarían gravemente a los servicios de salud, que probablemente quedarían en una situación crítica debido a la gran cantidad de pacientes enfermos con condiciones vinculadas al sobrepeso.

Mas el Double Down de KFC que te quiere gordito no ayuda con el futuro de la humanidad.

 

**Fuente:www.ojocientifico.com**