En este post hablaremos de las masacres que marcaron a distintos pueblos y países.

La Masacre de San Patricio

En la fría noche del 4 de julio de 1976, los vecinos de la Parroquia San Patricio de Buenos Aires, llamaron a la policía tras la sospecha que despertaba un auto negro estacionado frente a la iglesia.

Momentos después, un patrullero se detuvo junto al auto negro estacionado pero luego de un breve encuentro, se alejó sin intervenir.

Pasada la medianoche, los ocupantes del auto estacionado penetraron en la comunidad de los Padres Palotinos en la parroquia San Patricio, golpearon a los religiosos (tres sacerdotes y dos seminaristas) y los fusilaron por la espalda.

Fue uno de los crímenes más horrendos de la dictadura militar argentina, en el que fueron asesinados los padres Alfredo Leaden, de 57 años, superior de los Palotinos en Argentina; Pedro Duffau, de 68 años, vicario parroquial y profesor retirado, y Alfie Kelly, 43 años, párroco de San Patricio y Decano de la zona. Con ellos fueron asesinados los jóvenes seminaristas: Salvador Barbeito, de 30 años, próximo a ordenarse y el postulante Emilio Barletti, de 24 años.

En la gris mañana de aquel 4 de julio, Rolando Savino, un joven de 16 años que era el organista de la parroquia, descubrió la tragedia. Según su relato, llegó a la iglesia temprano. Algunos feligreses impacientes tocaron el timbre y dieron golpes en las puertas, sin obtener respuesta. Entonces Rolando dio un rodeo a la casa, encontró una banderola entreabierta, trepó y entró.

En la sala de la comunidad, encontró los cuerpos de los cinco religiosos, tirados en el suelo.

La cuestión del móvil de la masacre de San Patricio, es aún hoy, sujeto de controversias. Nunca se conocieron a los autores del crimen y las sombras siguen protegiendo a los hombres que ejecutaron esa masacre.

 

Masacre de Ponce, Puerto Rico

La Masacre de Ponce es un violento capítulo en la historia de Puerto Rico. El 21 de marzo de 1937 (Domingo de Ramos) el Partido Nacionalista organizó una marcha en la ciudad de Ponce. La marcha fue organizada para conmemorar el fin de la esclavitud en 1873, y para protestar contra el encarcelamiento del líder nacionalista Pedro Albizu Campos. Las versiones sobre este evento son variadas.

Días antes, los organizadores de la marcha solicitaron y recibieron permiso de parte del alcalde de Ponce, José Tormos Diego. Sin embargo, al conocer del desfile el gobernador de Puerto Rico , el general Blanton Winship, exigió la retirada inmediata de los permisos, momentos antes de que el desfile estaba previsto para comenzar.

El 21 de marzo y, durante los días que precedieron a la masacre, se llevó a cabo una significativa concentración de fuerzas policíacas en Ponce que incluía expertos tiradores movilizados de todos los cuarteles de policía de la isla.

El Jefe de la Policía Guillermo Soldevilla, con 14 policías, se colocó enfrente de los manifestantes. Rafael Molina, comandante de nueve hombres que estaban armados con ametralladoras Thompson y bombas de gas lacrimógeno, estaban en la parte de atrás. El Jefe de la Policía, Antonio Bernardi, junto con 11 policías armados con ametralladoras, estaba en el este y otro grupo de 12 policías, armados con fusiles, se colocó en el oeste.

Alrededor de las 3:15, los Cadetes de la República formaron fila de tres en fondo, listos para dar comienzo al desfile. Detrás de ellos estaba el Cuerpo de Enfermeras. Cuando la banda comenzó a tocar La Borinqueña (himno nacional) los manifestantes comenzaron a marchar.

Hay informaciones de que la policía les disparó durante más de 15 minutos desde sus cuatro posiciones.

Cerca de 100 personas resultaron heridas y diecinueve fueron asesinadas. Los muertos incluyen 17 hombres, una mujer y un niño de siete años de edad. Algunos de los muertos eran simplemente transeúntes. Uno de ellos era un miembro de la Guardia Nacional que regresaba de hacer ejercicio. También fue asesinado el conductor de un automóvil público que pasaba por la calle Aurora en su automóvil. Un comerciante de Mayagüez y uno de sus hijos fueron tiroteados mientras estaban de pie en la entrada de una zapatería que quedaba al lado de la Junta. Y finalmente, dos policías murieron por el fuego cruzado de las armas de sus propios compañeros.

Supuestamente no se encontraron armas en las manos de los civiles heridos, ni de los muertos. Alrededor de 150 manifestantes fueron detenidos inmediatamente y más tarde fueron puestos en libertad bajo fianza.

 

Charles Manson

(Cincinnati, 12 de noviembre de 1934) es un conocido criminal estadounidense, fundador y líder de “La Familia”, un grupo que perpetró varios asesinatos, entre ellos, el macabro asesinato de Sharon Tate (mujer de Roman Polanski) y sus invitados en 1969. Cumple condena desde 1971, tras ser condenado como instigador de estos crímenes.

Infancia

Charles Milles Manson nace el 12 de noviembre de 1934 en Cincinati, Ohio, hijo ilegítimo de una prostituta de 16 años llamada Katheleen Maddox. Su primera historia infantil es bastante típica: “Cuentan que mamá estaba en un café una tarde. Yo estaba en su regazo. La camarera entre bromas dijo que me compraría. ‘Una jarra de cerveza y es tuyo’, dijo mamá. La camarera trajo la cerveza y mamá salió del lugar sin mí. Días después, mi tía tuvo que buscar a la camarera por todo el pueblo para traerme de regreso”.

 

 

Asesinatos en Cielo Drive 10050

La noche del 8 de agosto de 1969, Charles Watson (Tex), Patricia Krenwinkel , Susan Atkins y Linda Kasabian entraron en la residencia 10050 de Cielo Drive de Beverly Hills, California, y las acólitas de Manson mataron salvajemente a Sharon Tate, la mujer de Roman Polanski, que estaba embarazada de ocho meses, cortándole los pechos y recibiendo dieciséis puñaladas, de las cuales once eran como tortura y cinco de ellas, según el forense, mortales de necesidad. Dejándola morir desangrada, la colgaron del techo junto a Jay Sebring. Sus otros invitados, Abigail Folger y Voytek Frykowski, fueron apuñalados en los jardines exteriores de la mansión.

Antes de entrar, habían disparado dando muerte al joven Steven Parent, quien entraba la casa en ese momento. Linda Kasabian, seguidora de “La Familia”, recibió más tarde inmunidad por dar información contra el grupo.

Se ha especulado mucho sobre el móvil de este crimen, que aún hoy no está demasiado claro. En principio se dijo que la elección de la casa había sido casual. Se sabe que Manson ya había estado en aquella mansión por lo menos en dos ocasiones.

Se dice que el posible móvil fue el rodaje de la película de Roman Polanski Rosemary’s Baby. El director había sufrido amenazas a causa del rodaje por grupos esotéricos de la época, ya que trataba un tema polémico como era la práctica del satanismo entre las personas de la elite americana y el advenimiento de un hijo del diablo al igual que Dios mandara a Jesús a la Tierra.

En las paredes de la habitación los asesinos escribieron con sangre de sus víctimas palabras tales como “Pig” (Cerdo) y “Helter Skelter”.

Actualmente se descubrió que el móvil de los asesinatos tenía que ver con una venganza personal contra el peluquero de Sharon Tate, Jay Sebring, quién habría pagado a un par de mujeres (supuestas seguridoras de Manson) para que se dejaran “humillar sexualmente” por Sebring. En venganza, los miembros de La Familia, se dirigieron al lugar dónde se encontraba el peluquero y, confundiendo a Tate como una amante, decidieron darle muerte ante él.

Asesinato de los LaBianca

La noche siguiente, Manson entró en la casa del empresario Leno LaBianca y su mujer Rosemary en las afueras de Los Ángeles. Tras asegurarles que él no les haría daño, los ató y dejó entrar a Tex, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, quienes mataron a la pareja, apuñalándolos hasta morir.

 

 

 

 

Ted Bundy

La más temible de los asesinos en serie: un estudiante bien guapo, educado psicópata estudiante de Leyes que acechó y asesinó a decenas de mujeres jóvenes universitarias que se parecía mucho a una joven mujer que rompió su relación con él.

Bundy era un estafador muy hábil y locuaz que fingió una fractura en el brazo en un cabestrillo para convencer a las mujeres jóvenes a ayudar a llevar sus libros de texto a su coche. Una vez allí, les maltratadas con un bate de béisbol y se las llevaba para los rituales macabros.

 

 

 

 

 

Jim Jones  ‘The Jonestown Massacre’

El 18 de noviembre de 1978, el Templo del Pueblo líder Jim Jones lleva a cientos de sus seguidores en un asesinato-suicidio en masa en su comunidad agrícola en el remoto noroeste de Guyana. Los miembros de la secta pocos que se negó a tomar la mezcla de cianuro con sabor a frutas fueron obligadas a hacerlo a punta de pistola o el tiro en su huida. La cifra final de muertos fue de 913, incluyendo 276 niños.

Jim Jones era un clérigo carismático fundador del Templo del Pueblo, una secta cristiana, en Indianápolis en la década de 1950. Predicó contra el racismo, y su congregación integrada atrajo estadounidenses en su mayoría africanos. En 1965, se trasladó al grupo hasta el norte de California, estableciéndose en Ukiah y después de 1971 en San Francisco. En la década de 1970, su iglesia fue acusado por la prensa de fraude financiero, el abuso físico de sus miembros, y el maltrato de los niños. En respuesta a las crecientes críticas, Jones llevó a varios cientos de sus seguidores en América del Sur en 1977 y establecer un asentamiento agrícola utópica llamada Jonestown en la selva de Guyana.

 

Un año más tarde, un grupo de ex-miembros convencido de EE.UU. el congresista Leo Ryan, demócrata de California, para viajar a Jonestown e investigar la comuna. El 17 de noviembre de 1978, Ryan llegó a Jonestown con un grupo de periodistas y otros observadores. Al principio, la visita fue bien, pero al día siguiente, en el grupo de Ryan estaba a punto de irse, los miembros de varias personas de la Iglesia se acercó a los miembros del grupo y les pidió a paso de Guyana. Jones se convirtió en dificultades a la deserción de sus miembros, y uno de los lugartenientes de Jones Ryan atacó con un cuchillo. Ryan escapó ileso del incidente, pero Jones ordenó a Ryan y sus compañeros emboscados y asesinados en la pista de aterrizaje mientras intentaban salir. El congresista y otros cuatro fueron asesinados cuando trataban de embarcar en sus aviones chárter.

 

De vuelta en Jonestown, Jones dirigió a sus seguidores en un suicidio en masa en un claro en la ciudad. Con Jones, exhortando a la “belleza de la muerte” por un altavoz, cientos bebió una bebida letal de cianuro y Kool-Aid. Los que trataron de escapar fueron perseguidos y fusilados por los tenientes de Jones. Jones murió de una herida de bala en la cabeza, probablemente autoinfligida. las tropas de Guyana, alertado por un miembro del culto que se escapó, llegó a Jonestown al día siguiente. Sólo una docena de seguidores sobrevivieron, oculto en la selva. La mayoría de los muertos 913 yacían al lado del otro en el claro donde Jones había predicado a ellos por última vez.

Fué el primer gran suicidio colectivo de la era moderna… que posteriormente inspiraría otros. Hasta la fecha se conocían suicidios colectivos en la antiguedad forzados por situaciones límite (asedio a ciudades como Numancia o Sagunto por aquí) para evitar ser convertidos en esclavos o violados o torturados.

‘Él predicó un “evangelio social” de la libertad humana, la igualdad y el amor, que requiere por lo menos ayudar a los más humildes y de los miembros de la sociedad. Más tarde, sin embargo, este evangelio se convirtió explícitamente socialista o comunista en Jones ‘propia opinión y la hipocresía de los blancos, mientras que el cristianismo fue ridiculizado “socialismo apostólica” se predica. ”