La página de internet WikiLeaks, especializada en la filtración de información secreta, ha prometido hacer “un anuncio importante” este sábado en Europa, que según el Pentágono “podrían amenazar a las tropas iraquíes o los iraquíes que cooperan con los americanos”.

“Importante anuncio de WikiLeaks en Europa a las 10:00 horas de mañana (el sábado)”, afirma el mensaje publicado este viernes en la cuenta de Twitter de WikiLeaks, que no ha concretado a qué franja horaria europea se refiere.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha advertido en Berlín contra nuevas revelaciones de la página web, que ha filtrado a la prensa su intención de publicar miles de documentos secretos sobre la Guerra de Irak.

“Esas filtraciones son muy rechazables y podrían tener consecuencias muy negativas en materia de seguridad para las personas concernidas”, ha declarado Rasmussen, que considera que las filstraciones podrían poner en peligro la vida de soldados y civiles”.

En concreto, se espera que la página dé a conocer unos 500.000 documentos sobre la Guerra de Irak, aunque el Pentágono considera que “en términos de los tipos de incidentes que aàrecen en esos informes, donde iraquíes inocentes fueron asesinados, donde hay posibles abusos de detenidos, todas esas cosas fueron bien conocidas en su momento”, considera su portavoz, el coronel Dave Lapan.
Equipo del Pentágono

Con todo el Pentágono, que hace una semana movilizó a 120 personas para evaluar las consecuencias de la difusión de los documentos, ha pedido a los medios que “no faciliten la filtración” de documentos sobre Irak.

Dicho grupo está preparado para actuar con rapidez una vez que los documentos sean publicados, para verificar si son los mismos que pensaban y evaluar el daño que podrían causar.

“Los medios deben ser precavidos y no facilitar la filtración de documentos clasificados de esta organización de dudosa reputación conocida como WikiLeaks”, ha señalado Lapan, que ha recordado que la credibilidad de WikiLeaks depende de la credibilidad que den a los documentos los medios de comunicación creíbles.

El Pentágono espera que este equipo sirva para mitigar el daño que la filtración podría causar a sus fuentes de inteligencia y métodos de operaciones, ha detallado Lapan.

La principal preocupación, ha añadido, es la seguridad de los iraquíes nombrados en los documentos por haber asistido a las fuerzas de seguridad estadounidenses.

Los cerca de 70.000 folios publicados el pasado mes de julio por WikiLeaks sobre la guerra de Afganistán revelaron que el Ejército de Estados Unidos había silenciado la muerte de civiles y que en el Pentágono existe preocupación debido a que Pakistán había colaborado con los talibán mientras recibía al mismo tiempo miles de millones de ayuda procedentes del Gobierno norteamericano.

Mientras, el polémico fundador de la página web, el australianos Julian Assange, se encuentra en Suecia, que le ha denegado el permiso de residencia y de trabajo.

Assange está siendo investigado por supuesto acoso sexual y trata de establecerse en el país escandinavo para aprovecharse de sus estrictas leyes para la protección de la prensa.

**Fuente: http://www.rtve.es**