Los últimos resultados del Índice Global de la Paz (GPI) señalan, entre otras cosas, que los países con más ateos, agnósticos y no religiosos son los países con menor índice de violencia. Por el contrario, los países considerados más religiosos tienen un verdadero problema con la violencia.

El GPI establece un ránking de 149 países, desde el más pacífico hasta el más conflictivo, a partir de 23 criterios, donde se incluyen: guerras en el extranjero; conflictos internos; gastos militares; respeto a los derechos humanos; numero de asesinatos; numero de personas en la cárcel; el comercio de armas; o los grados de democracia.

Los resultados, que se pueden ver en este mapa, dejan a las sociedades con mayor numero de religiosos en puestos más retrasados. Así, los diez países más pacíficos del planeta son:

  1. Nueva Zelanda
  2. Islandia
  3. Japón
  4. Austria
  5. Noruega
  6. Irlanda
  7. Dinámica
  8. Luxemburgo
  9. Finlandia
  10. Suecia

La característica de estos diez países no es que sean ateos, sino que su sociedad no esta tan vinculada a la religión. Así, por ejemplo, la población de Nueva Zelanda se considera no religiosa en más de un 34%, y un 12% no quiere exponer su situación.

Y los diez países con mayor índice de violencia son los siguientes:

  1. Irak
  2. Somalia
  3. Afganistán
  4. Sudan
  5. Pakistán
  6. Israel
  7. Rusia
  8. Georgia
  9. Chad
  10. Congo

Creo que no hace falta decir como de vinculado está la religión en estos países. Como ya dije, la religión no causa guerras pero es un arma importante para que la violencia se lleve a cabo.

Fuente: Lejos de la Divinidad