MADRID – Noventa y cinco acusados, entre ellos dos ex alcaldes, están empacando un tribunal en la sureña ciudad española de Málaga para el primer día de uno de los ensayos más grandes de corrupción de España en su historia.

El juicio que comenzó el lunes gira en torno a supuestos de fraude de bienes raíces en el pueblo vecino de Marbella ocurrido a mediados de la década de 1990.

El presunto autor intelectual del fraude, el empresario Juan Antonio Roca, es el único acusado que ha sido encarcelado a la espera de juicio.

Ex funcionarios de ayuntamiento, abogados y representantes de las empresas también se encuentran entre los acusados.

El juicio se espera que dure un año