El complejo drama que viven los 33 mineros chilenos atrapados a 700 metros de profundidad en la mina San José desde el 5 de Agosto, podría haber encontrado un inesperado alivio a través de la asistencia de la NASA.

La agencia espacial norteamericana tiene amplia experiencia lidiando con personas en situaciones de aislamiento y sus décadas de investigaciones le han permitido desarrollar programas para ayudar a los individuos a mantener su salud mental mientras se procede a su rescate el cual se estima que podría tardar hasta 3 meses.

Según la NASA, lo esencial es mantener a todos los hombres ocupados, estableciendo una rutina de trabajo y descanso y simular lo mejor posible un ambiente normal. Entre sus recomendaciones están instalar diodos de alta duración y bajo consumo para simular el ciclo de día y noche, vital para la estabilidad emocional y física del individuo.

También recomiendan crear una rutina de trabajo regulada, que de a los mineros una meta asequible a corto plazo y que los mantenga ocupados. Con las cámaras que se enviaran en las próximas semanas también se buscará estudiar el perfil psicológico de cada minero y detectar tempranamente signos de depresión quepodrían llevar a considerar el suicidio o causar trastornos más graves.

4 expertos de la NASA llegarán a Chile este domingo y asesorarán a los rescatistas chilenos en la mejor manera de mantener sanos a los mineros, tanto física como mentalmente mientras dure su cautiverio. Como detalle adicional les comentó que entre las primeras cosas que pidieron los atrapados fueron cigarrillos pero los médicos se los prohibieron al igual que los parches de nicotina que pueden dañar su piel, así que tuvieron que resignarse a los chicles de nicotina.

**Fuente: ojocientifico.com**