La Unión Norteamericana (UNA), sería, según ciertas teorías conspirativas, una organización supranacional producto de la unión de los tres países soberanos deNorteamérica: Canadá, los Estados Unidos y México, similar en estructura a laUnión Europea. Esta podría incluir la moneda llamada Amero, como consecuencia de una eventual unión monetaria. Ningún responsable político o económico de los países afectados ha confirmado los planes de crear tal unión, si bien la idea ha sido propuesta y debatida entre ex funcionarios de gobierno y líderes empresariales en círculos académicos por varias décadas, ya sea como una unión o como una comunidad norteamericana; pero nada aproximado a la integración indicada como “Unión Norteamericana” ha sido considerada seriamente por ninguno de los líderes de las tres naciones, y los oficiales de gobierno de las naciones mencionan que no existen planes para crear una unión de tal género.

Desde alrededor del siglo XIX, se han propuesto numerosos conceptos para una unión continental entre México, Estados Unidos y Canadá (frecuentemente incluyendo el Caribey América Central) tales como el Tecnato Norteamericano y el Área de Libre Comercio de las Américas. En contraste, detalles del concepto de la Unión Norteamericana emergieron de críticas de la idea. Estos detalles surgieron cuando críticos identificaron lo que percibían ser las verdaderas metas de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN, o SPP en inglés). Cuando la ASPAN fue fundada por el gobierno de Canadá, México y Estados Unidos en marzo de 2005, no informaron a los respectivos congresos de cada país; además, algunos críticos reclamaron que se trataba de un intento de alterar dramáticamente la economía y el status quo político entre las naciones fuera del escrutinio de las respectivas legislaturas nacionales, una crítica aumentada por la subsecuente publicación en Mayo del 2005 de laIndependent Task Force on North America (Fuerza de Tarea Independiente de Norteamérica; o TF) por un reportero que elogiaba la iniciativa ASPAN y pedía una mayor integración económica hacia el 2010.

De los tres líderes que en el 2005 fundaron la ASPAN (el presidenteestadounidense George W. Bush, el Primer Ministro canadiense Paul Martin y el Presidente mexicano Vicente Fox), y sus dos líderes subsecuentes (El Primer Ministro canadiense Stephen Harper y el Presidente mexicano Felipe Calderón), sólo Fox expresó apoyo para la el objetivo último de una entidad como la Unión Norteamericana. Desde antes de la creación de la ASPAN y desde entonces él ha notado el éxito que países como Irlanda o España han tenido en la modernización de sus economías y la llegada de estándares de vida más altos para sus ciudadanos al juntar lo que ahora es la Unión Europea, y ha expresado la esperanza de que México podría tener en un cuerpo comercial de alcance comparable en Norteamérica.Varios comentarios positivos sobre el concepto de una Unión Norteamericana y una moneda común para las Américas por Vicente Fox, en particular algunas ya fabricadas durante un tour profesional para un libro en el 2007, han sido citadas por críticos como evidencia sobre que el cuerpo está en verdad siendo decretado o planeado. Sin embargo, los tres líderes actuales de Canadá, México y Estados Unidos han todos caracterizado las metas de la ASPAN como más modestas que las metas que Vicente Fox expresó y que críticos han alegado está temporalmente siendo contemplado.

De esta unión lo que quieren es tener una sola moneda, aquí la explicación.

La Unión Monetaria Norteamericana es una medida económica prevista por unateoría conspirativa que afirma que existe un plan secreto para llevar a cabo la unión económica y, sobre todo, monetaria de los tres países soberanos de Norteamérica:Canadá, los Estados Unidos y México. La teórica unión iría acompañada de la implantación de una nueva supuesta moneda, en sustitución de las unidades monetarias actuales (el dólar canadiense, el dólar estadounidense, y el peso mexicano). Según esta teoría conspirativa la hipotética unidad monetaria sería elamero. Buena parte de la teoría se documenta en un trabajo académico de Herbert G. Grubel (The case of Amero) y en la existencia de monedas acuñadas (ameros) por el Gobierno de los Estados Unidos y que habrían salido a la luz pública gracias aHal Turner, un locutor de radiopor Internet relacionado con los círculos antisemitas y supremacistas arios de EE. UU. En realidad, tales monedas pertenecen a una colección de un diseñador de medallas. A esto se le sumaría lo expuesto en la tercera parte del documentalZeitgeist, según el cual el proceso esa unión sería una primera fase de concentración del poder planetario en un único y todopoderosogobierno mundial, todo ello en el contexto de una fuerte crisis financiera internacional, lo que habría alimentado especulaciones sobre la debilidad del dolar estadounidense. Si bien desde algunos círculos académicos se ha sugerido un programa económico de características similares en algún momento, ningún poder político o económico ha confirmado tales hipótesis, ni se ofrecen pruebas de que tal unión esté programada en un futuro próximo.

Nueva forma para controlar…