Un extraño objeto volador se apoderó la noche del miércoles del cielo de Hangzhou, China, en las cercanías del aeropuerto Xiaoshan.

Las autoridades aeroportuarias  se vieron obligadas a suspender y desviar algunos vuelos a pistas alternas, al considerar que serían sumamente peligrosas las maniobras que se verían obligados a realizar los pilotos para tener un aterrizaje o despegue exitoso.

Un portavoz del aeropuerto, señaló que alrededor de las 21 horas se interrumpieron los vuelos, porque se  detectó en las cercanías la presencia de un OVNI y fue hasta las 22 horas cuando todo volvió a la normalidad.

A pesar de que aún se desconoce el origen del extraño fenómeno, el mismo portavoz señaló, que se están llevando a cabo investigaciones para poder ofrecer mayores detalles acerca de este avistamiento que sólo podía  ser percibido a través de equipos especiales.