El multimillonario fraude del SIDA está basado en dos fabricaciones. Primero, que el SIDA es una única enfermedad, y segundo que está causado por el virus del VIH, o el “Virus VIH” como algunas mentes brillantes médicas/de los medios lo llaman -quizá piensan que la V de VIH significa volcán-. En japón, el “SIDA” es virtualmente desconocido, aunque en tests aleatorios el 25% de la gente se encontró que era “VIH-positivo”.

Ser VIH positivo no significa nada de relevancia para la salud; la respuesta puede desencadenarse por la vacunación, malnutrición, esclerosis múltiple, sarampión, gripe, virus papiloma, virus de Epstein Barr, fiebre glandular, hepatitis B y C, sífilis y otras 50 condiciones diferentes.

“El VIH tiene mil veces el tamaño de una célula regular… el VIH es simplemente una pieza no dañina de tejido muerto, no como los otros numerosos retrovirus que existen en nuestro cuerpo…”

Dr. Robert E. Willner, quien se inoculó con la sangre de Pedro Tocino, un hemofílico con VIH positivo, en vivo en la televisión española.

La gran mentira del VIH/SIDA fue creada por Robert Gallo, quien fue encontrado culpable de “mala conducta científica”.

“… en lugar de intentar probar sus locas teorías sobre el SIDA a sus compañeros… lo hizo en público. Entonces, con la ayuda de Margaret Heckler, cabecilla de Health and Humane Services, que estuvo bajo gran presión política para dar respuestas sobre el SIDA, la impopular anunciación en la prensa mundial del llamado virus del SIDA llegó. El gran fraude es ahora responsable de las muertes de cientos de miles… No fue un accidente que Gallo patentase el test del VIH el día después de la noticia… Gallo es ahora multimillonario gracias al SIDA y su fraudulento test de SIDA”, Dr. Robert E. Willner

Agrupando juntas unas 20-25 enfermedades y otros factores aliados -tuberculosis, neumonía, herpes, candidiasis, salmonela, varios cánceres, infecciones, daños por vacunas y antibióticos, daños por amyl nitrate, malnutrición, etc, y particularmente en África, TB, malaria, disentería y raquitismo -y llamándolo a todo “epidemia de SIDA”, se ha creado una multimillonaria “investigación y tratamiento del SIDA”.

La mítica “plaga de SIDA inducida por VIH” en el Tercer Mundo genera grandes sumas de dinero para las organizaciones occidentales mientras crean una pantalla de humo ante las viejas vacunas/drogas, responsables de la carnicería. Cada muerte de alguien “VIH positivo” se registra como “muerte por SIDA”.

Periódicamente la prensa BBC/ITV visita África, Yugoslavia, etc, para informar sobre “los niños del SIDA” y cómo no son capaces de obtener la “AZT salvavidas”. La droga letal de Wellcome, AZT, en combinación con la diagnosis de “VIH positivo” y la predicción, confirmada o intuída, de que “morirás de SIDA” es una de las grandes piezas de la Medicina Vudú – Magia Negra Médica: la gente ha llegado a suicidarse por las bases de esta lucrativa diagnosis. A mujeres embarazadas que son “VIH positivo” se les ha dicho que dejen de alimentar a sus bebés a pecho, se les ha dado AZT, han tenido abortos o han quedado estériles. Los bebés “VIH positivo” que enferman -por vacunaciones u otros motivos- automáticamente se les diagnostica que “sufren de SIDA”.

La AZT comenzó como una “droga para el cáncer”, pero fue retirada por ser demasiado tóxica: como que te echen de la Gestapo por crueldad. Sus efectos incluyen cáncer, hepatitis, demencia, apoplejía, ansiedad, impotencia, leucopenia, náusea severa, ataxia, etc, y la terminación de la síntesis del ADN, por ejemplo, SIDA/muerte por prescripción. La AZT eventualmente mata a todo el que continue tomándolo, ninguno de los que paran el mercado médico.

Hay que pensar que ellos nos provocan las enfermedades y dependemos de ellos para vivir.

Aquí les dejo un link donde pueden ver las estadísticas del SIDA en el mundo.