COROT-7b (antes llamado COROT-Exo-7b)es un planeta extrasolar que orbita alrededor de la estrella no identificada COROT-7. Fue detectado en 2009 por el satélite COROT. Era, en esas fechas, el planeta extrasolar más pequeño detectado, con un diámetro 1,7 veces el de la Tierra. Se estima que su masa está entre 5,6 y 11 masas terrestres1 lo que lo convierte en un planeta rocoso. Orbita muy cerca de su estrella, con un periodo orbital de 20 horas. La estrella, en la constelación Monoceros, está a 390 años-luz (120 parsecs) de distancia y es algo más pequeña que el Sol.


El planeta tiene una temperatura en la superficie muy elevada, entre 1000 y 1500 °C. Debido a esto, es probable que esté recubierto de lava o vapor de agua.4 Todavía se está investigando acerca de su composición y densidad, aunque ya se baraja la posibilidad de que sea rocoso como la Tierra. También podría pertenecer a una clase de planetas que se cree están formado casi a partes iguales de roca y vapor de agua. Otra teoría sugiere que CoRoT-7b podría ser un planeta Chitonio (los restos de un planeta como Mercurio que ha perdido la mayor parte de su masa original por la proximidad de su estrella).
Los científicos también consideran la posibilidad de que sea un planeta oceánico, un tipo de planeta cuya existencia todavía no se ha probado. Teóricamente, este tipo de planetas estarían inicialmente cubiertos parcialmente de hielo y posteriormente se irían acercando a su estrella, lo que derretiría el hielo y cubriría el planeta de líquido.
Con un período orbital de sólo 20 horas, tiene la órbita más pequeña de los planetas extrasolares descubiertos hasta entonces (marzo de 2009).
Según Suzanne Aigrain, investigadora de la Universidad de Exeter y miembro del equipo COROT, el planeta se parece más a la Tierra que cualquiera de los previamente descubiertos y probablemente tiene una superficie sólida, en algún punto.

COROT-7b fue detectado al observar un cambio del brillo de su estrella madre, debido a un paso del planeta por delante de su estrella (mirando desde la Tierra). La medición con exactitud de la diferencia de brillo, junto con una estimación del tamaño de la estrella, permite calcular el tamaño del planeta.
El descubrimiento de COROT-7b fue anunciado el 3 de febrero de 2009, durante el COROT Symposium 2009 en París.5 El descubrimiento será publicado en una edición especial de la revista Astronomy and Astrophysics, dedicada a los resultados del programa COROT.

El proyecto COROT ha intentado confirmar el descubrimiento con el espectrógrafo HARPS pero no ha tenido éxito por culpa de la actividad estelar. Se ha considerado que nuevos intentos de confirmación están fuera de las capacidades de los telescopios terrestres, se ha solicitado y obtenido tiempo de observación en el Telescopio espacial Spitzer.