La teoría de la conspiración electrónicateoría de la conspiración del dinero virtual es una variante de la moderna mitología de lateoría de la conspiración y del Nuevo Orden Mundial (Novus Ordo Seclorum).

La conspiración electrónica consiste en la creencia de que una sociedad secreta pretende alcanzar el dominio mundial desde hace siglos, aspirando actualmente al dominio informático del planeta. Los defensores de esta teoría han apuntado a algunas obediencias masónicas e incluso a un supuesto grupo, mucho más obscuro, al que han denominado los Nuevos Illuminati o Iluminados y que se organizarían según elmétodo de las cajas chinas.

Según esta teoría, el dominio mundial ha sido planificado desde la antigüedad y sigue las siguientes fases:

La sustitución del dinero en monedas por dinero en papel. Este proceso se produjo en el Renacimiento con el comienzo de uso de billetes y supuso que la gente dejase de poseer un bien tangible (piezas de metal de plata y cobre), por otro más virtual, aunque más cómodo: un papel, por el que el Estado se comprometía a entregar dicha cantidad de dinero en monedas, si así se le requería.
La aparición del dinero virtual, con las denominadas tarjetas de crédito: el dinero se hace más virtual aún. Ya no es papel siquiera, sino una serie de números grabados en bandas magnéticas.
La aparición de Internet y el comercio electrónico. Ya no hace falta ni tarjetas: desde un ordenador se puede comprar y vender. Esta fase enlaza con la teoría del Anticristo y la relación del número 666 con Internet.
La concentración de la banca mundial en unas pocas manos, mediante continuas fusiones bancarias internacionales.
La creación de bancos sin sede (ya existentes), es decir, bancos virtuales con dinero virtual, a los que se accede sólo por Internet o por llamadas telefónicas.
La implantación mundial del DNI electrónico.
El gran apagón mundial. Un tremendo desastre se producirá cuando, tras un gran apagón eléctrico a escala planetaria, los datos de todas las cuentas corrientes se borren simultáneamente. Tras este caos, la pobreza se extenderá inmediatamente por todo el planeta y se volverá a las primitivas formas de esclavismo para sobrevivir, fin último de esta “organización secreta” que lleva siglos planeando este proceso. Dicho apagón mundial se verá precedido por apagones parciales, que serían tan sólo ensayos y “señales” para comunicar que se van cumpliendo las distintas fases del proceso. Un ejemplo de estos apagones parciales serían los que se produjeron en distintas partes del mundo y casi a la vez, a principios del siglo XXI, poco después de los trágicos sucesos del 11-S: los apagones en EEUU y Canadá, en Australia y en Londres.
**fuente: Via El Filoloco**