En 1968, el agricultor Francisco Antonio García López, mejor conocido como “Toño Bicicleta”, asesinó a machetazos a su esposa Gloria Soto, por lo que fue encarcelado. Por sólo dos años permaneció en prisión pues se escapó en 1970. Cuatro años más tarde, en el barrio Guaraguao de Bayamón fue arrestado por un civil mientras visitaba a una amiga en la finca de don Secundino Chimea. Estuvo preso en el campamento penal de Sabana Hoyos en Arecibo hasta 1981, cuando se escapó, nuevamente, por un agujero en la pared.

En 1987 secuestró a Diana Pérez Lebrón, matando a su novio Luis Rodríguez. La joven permaneció con el prófugo por ocho años y se encontraba junto a él al momento de su captura final. Durante el tiempo que estuvo prófugo, el escurridizo Toño Bicicleta se enfrentó a policías, vecinos, y familiares, quien según él intentaban capturarlo. El “odio al chota”, frase que muchos decían que llevaba como tatuaje, lo llevó a matar a su padrastro y su tío en 1987. El último episodio de este drama policial tuvo lugar en el Barrio Bartolo del poblado deCastañer en Lares. Alegadamente García López trabajaba en la finca de Domingo Ruiz recolectando café. Un confidente le informó a la policía que García López estaría laborando en la finca durante las primeras horas del 29 de noviembre de 1995. Los policías armados con escopetas se enfrentaron al prófugo a las 7:30 a.m., cuando el agente Luis Rosa Merced le propinó un disparó en los genitales que lo desangró hasta la muerte. Al entierro acudieron alrededor de 3,000 personas para ver el cadáver del más célebre prófugo puertorriqueño de las últimas décadas del siglo XX.