Hace poco más de dos semanas, un asteroide incluido en la lista de los “potencialmente peligrosos” para el planeta fue avistado por los expertos del Observatorio de Arecibo mientras pasaba cerca de la Tierra.

Se trató del asteroide llamado “2005 YU55”, que fue observado el pasado 19 de abril a una distancia de 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, es decir, unas seis veces la distancia a la Luna.

Según un comunicado de prensa de la Universidad de Cornell publicado en el portal del Observatorio, las imágenes tomadas en Arecibo muestran que el asteroide “2005 YU55” tiene un diámetro aproximado de 1,300 pies o 400 metros (un cuarto de milla).

Se espera que el asteroide “2005 YU55” esté de nuevo cerca de la Tierra (a 0.8 distancias lunares) el 8 de noviembre del año entrante, después de que pase en su órbita alrededor del sol.

Pero no habrá peligro de impacto.
Al tiempo que los expertos del Observatorio de Arecibo estudiaban el asteroide el mes pasado, los investigadores de la Universidad de Cornell, Ellen Howell y Patrick Taylor, entre otros, lograron reducir la incertidumbre acerca de su órbita en un 50%.

Los investigadores utilizaron alta tecnología de radar para su análisis. Los resultados eliminaron cualquier posibilidad de impacto con la Tierra durante los próximos 100 años, afirmaron Howell y Patrick.

En consecuencia, el asteroide “2005 YU55” fue retirado  de la “página de riesgo”  que mantiene el Near Earth Object Observations Program de la NASA.

El asteroide “2005 YU55” fue descubierto por el astrónomo Robert McMillan, del programa de detección de asteroides Spacewatch, el 28 de diciembre de 2005.

El Observatorio es parte del National Astronomy and Ionosphere Center y manejado por la Universidad de Cornell a nombre de la National Science Foundation.

**www.endi.com**